Estar en los brazos de Morfeo

Más de una vez has escuchado esta singular expresión, que puede sonar un poco erótica o romántica, incluso que se está hablando de infidelidad, pero nada tiene que ver con esto. ¿Quieres saber su verdadero significado? En este artículo te lo explicamos.

 

Morfeo (Μορφεύς)

Dios de los sueños según la mitología griega, hijo de Hipnos y Nix

Era el encargado de llevar sueños a reyes y emperadores. Lo representaban con alas enormes que agitaba rápidamente y eran muy silenciosas. Esto le permitía desplazarse a cualquier parte del mundo, e inducía y manipulaba los sueños de quienes dormían; aparecía en ellos adoptando un aspecto humano, de ahí su nombre Morfeo, que significa forma.

Morfeo dormía en la caverna de un palacio, y estaba rodeado de amapolas, una flor que causa efectos narcóticos; tocaba con ésta la frente de los humanos y los sumía en un sueño profundo. Por un extremo de la cueva salían los sueños sanadores y por el otro las pesadillas. La apariencia más común con la que se manifestaba era la de los seres queridos; esto permitía a los mortales escapar por un instante de las manipulaciones de los dioses.

Zeus, que era el supremo gobernante del Olimpo, lo castigó fulminándolo con un rayo, por revelar secretos a los mortales a través de los sueños. De su nombre fue creada la expresión «estar en los brazos de Morfeo», que significa dormir, soñar, descansar o perder la conciencia. La potente droga morfina, se llama así gracias a este simulador dios del sueño.

Fuera de la mitología, el sueño es muy valioso. No solo la cantidad sino la calidad de éste; para pensar claramente, estar más sanos, ágiles mentalmente y tener una buena memoria, necesitamos dormir bien, ya que algunos de los procesos que nos ayudan a aprender y recordar se activan mientras dormimos.

Dormir bien es fundamental para tener una buena salud, estudios demuestran el impacto negativo que tiene la mala calidad de sueño sobre nuestro cuerpo, mente y emociones. El no descansar suficiente nos hace irritables y propensos a la depresión; también nos afecta en el comportamiento y la manera de relacionarnos, nos vuelve torpes y lentos.

Ahora ya sabes, si ves a alguien durmiendo muy apaciblemente, es señal inequívoca de que tiene sueños dulces y placenteros, por lo tanto, podrás decir que “Está en los brazos de Morfeo”.