Adiós a la laguna El Farallón

El gran escape (o del sartén al fuego)
abril 22, 2021
Teoría general del entorno
abril 27, 2021

Adiós a la laguna El Farallón

Introducción

Este 2021 se ha mostrado como un año sin precedentes en lo que a altas temperaturas se refiere, acarreando con ello una de las sequías más severas de los últimos años; en este blog hablaremos de la laguna El Farallón ubicada en el estado de Veracruz, misma que hoy se encuentra a escasos centímetros de desaparecer; veamos el contexto.

Laguna El Farallón

La laguna El Farallón se ubica en Actopan, Veracruz, a 93km de Xalapa, la capital del estado, muy cercana a la planta nucleoeléctrica de Laguna Verde. Cuentan los habitantes de la región que dicha laguna inició siendo apenas un charco de poco caudal, estableciéndose como laguna en el año 1955 a razón de las grandes cantidades de agua captadas a consecuencia de un huracán en ese mismo año.

Mencionan que fueron años de bonanza cuando se podían practicar deportes acuáticos y pesca; fue también el centro de reunión para los habitantes que concurrían a lavar en sus orillas, rememorando hoy en día anécdotas en torno a la presencia del que fuera un gran cuerpo de agua.

Fue en 2013 y 2014 que aún se registraban buenos niveles de agua, sin embargo, en los últimos 6 años el nivel de agua se ha visto dramáticamente disminuido, hasta el punto de que hoy se asemeja más a un enlodado charco de 15 cm de profundidad, perdiendo por completo su atractivo turístico, y lo más grave, dejando en total desabasto de agua a los pobladores vecinos, sin la posibilidad de seguirse beneficiando del turismo, la pesca, o de las actividades agropecuarias.

Pero hay una industria, la minera, que al parecer y en denuncia de los pobladores, está acabando con las reservas de agua visibles y de las subterráneas también, ya que es a partir del inicio de la explotación minera que las reservas de agua mostraron una disminución acelerada; es por ello que los pobladores exigen a las autoridades realicen las indagatorias pertinentes para dar con la causa de la catástrofe y tratar de revertir el daño, las demandas van desde el frenar la explotación del vital líquido, hasta el dragado del terreno, intentando crear un área plana que permita captar y conservar agua de la siguiente temporada de lluvias.

El impacto ambiental

Esta laguna era el hogar de garzas, pelícanos y patos negros, así como remanso de miles de aves quienes ahora ya no tienen ese oasis dónde parar e hidratarse en su ruta migratoria hacia el norte; se ha disminuido casi a cero la pesca, ya que el nivel de agua no permite la proliferación de peces donde antes predominaba la mojarra tilapia. Otro de los daños es el cambio en el paisaje y suelos, ya que la sequía ha dado paso a grandes extensiones de suelos agrietados y áridos. Además, los pobladores han denunciado el nulo éxito por encontrar pozos de agua de los cuales abastecerse.

Conclusión

Si bien la situación de esta laguna es lamentable, más lamentable es saber que este hecho se está viendo replicado en numerosos cuerpos de agua a lo largo y ancho de nuestro país México, por lo que la situación en sí debería ser un exhorto a la conciencia acerca del uso de este preciado recurso que es el agua. Las pregunta son ¿cuánto más resistirán los recursos? ¿Seremos capaces de intervenir a tiempo? En caso contrario, ¿seremos capaces de sobrellevar las desafiantes consecuencias?

 

Bibliografía

  • La Jornada

Recuperado de https://www.jornada.com.mx/notas/2021/04/19/estados/la-laguna-el-farallon-de-la-abundancia-a-un-charco/ el 20 de abril 2021.

  • Excelsior

Recuperado de https://www.excelsior.com.mx/nacional/laguna-del-farallon-y-sus-15-centimetros-de-profundidad/1444083 el 20 de abril 2021.

 

Adalberto Urbina Gómez

aurbina@clea.edu.mx

error: Content is protected !!