Desafíos de la educación pública en México en tiempos de Covid-19

Resumen

Desde el pasado marzo 2020 la situación de contingencia en la que nos ha sumergido el Covid-19 nos ha llevado por un mar de retos, poniendo al límite las finanzas de miles de mexicanos, saturando nuestro debilitado sistema de salud y desafiando ampliamente al rubro de la educación pública en México, tema que hoy nos atañe. Estamos experimentado por primera vez un reto así de grande en la impartición de conocimientos de forma remota; descubramos más a detalle los desafíos que esto implica.

En retrospectiva

Es justo el 14 de marzo 2020, cuando el Secretario de Educación Pública decreta en México un adelanto en el receso de Semana Santa, con la finalidad de evitar una mayor cantidad de contagios Covid-19, siendo esta decisión en plena consecución de los lineamientos de la Jornada Nacional de Sana Distancia. Lamentablemente, y tal cual sucediera en 2009 ante la emergencia de H1N1, se suspenden clases sin contar con un plan de acción o estrategia a aplicar.

Esta estrategia provocó que más de treinta millones de estudiantes de nivel básico, medio superior y superior, suspendieran la asistencia a los planteles educativos para poder así resguardarse de contagios. Dicho receso se extendió dando por terminado el ciclo escolar 2019-2020 en plena pausa, siendo hasta el pasado 24 de agosto cuando finalmente se estableció iniciar el nuevo ciclo escolar 2020-2021, de manera remota y con la utilización de herramientas como internet y el sistema televisivo abierto, creando para ello alianzas con las televisoras de mayor presencia en México para que éstas, a su vez, destinen al menos uno de sus canales a la transmisión al público en general de las clases a distancia.

Si bien el ciclo escolar arrancó hace apenas una semana, ha dejado en evidencia la gran desigualdad educativa que se vive en territorio mexicano y las grandes carencias de ésta; a continuación, detallaremos algunos de los desafíos más representativos de mayor impacto.

Oposición al cambio

Por costumbre hemos sido siempre una sociedad con gran arraigo en el método presencial, si bien porque se ha recurrido a este método desde que tenemos memoria, también porque en México es muy limitada la cobertura y calidad del servicio de internet, al tiempo que para muchas familias les resulta suntuoso el pago de la cuota de servicio, sin mencionar que muchas familias de escasos recursos no poseen equipos tecnológicos con los cuales acceder a la red y, por si eso resultara poco, en sitios marginados predominan familias numerosas, haciendo aún más complicado el dotar a cada integrante de equipo y cobertura tecnológica.

Docentes carentes de formación en educación a distancia

Ya sea por ubicación geográfica, edad o costumbre, hay docentes que jamás habían tenido que recurrir a herramientas tecnológicas para su práctica docente, por lo que resulta fácil adivinar lo complicado que ha sido para los docentes la adaptación a esta nueva modalidad.

Necesidad de adaptar contenidos y metodologías

La necesidad súbita de adoptar herramientas nuevas para hacer llegar los conocimientos al alumnado ha hecho caer en cuenta a las instituciones que es momento de transformar la forma de entregar los contenidos, aunque falta definir el cómo, ya que resulta inútil impartir exactamente los mismos contenidos en el aula que en una plataforma digital, de forma tal que el reto implica adaptar dichos contenidos al mundo digital.

La utilización de la plataforma digital idónea

Un reto significativo será lograr un balance entre las herramientas digitales a utilizar y la accesibilidad que tengan los alumnos a las mismas, ya que como decíamos antes, existe una brecha enorme en México respecto de la accesibilidad a medios y herramientas digitales. Se vislumbra lejano el día en que dicha brecha se reduzca, llevando así a tomar medidas distintas por regiones y capacidades económicas.

Garantizar el seguimiento a cada estudiante

Será interesante ver que cada alumno tenga el seguimiento necesario, evitando despersonalizar la atención que requiere cada individuo, en cada tema y en cada etapa de formación.

Conclusión

Estamos ante un gran reto educativo en México, tanto por la falta de experiencia en una situación de contingencia como la actual, como por la desigualdad y deficiencias en la educación que ya veníamos arrastrando largo tiempo atrás. Todo esfuerzo es valorado, sin embargo, será hasta dentro de algunos años que se podrá cuantificar el nivel de éxito al afrontar esta situación tan atípica.

 

Bibliografía

CIO México      https://cio.com.mx/cinco-retos-de-la-educacion-a-distancia/

Expansión Política   https://politica.expansion.mx/mexico/2020/03/24/el-coronavirus-reta-a-las-escuelas-y-la-educacion-a-distancia-para-los-ninos

Business Insider México https://businessinsider.mx/esretos-educacion-a-distancia-ante-un-panorama-de-coronavirus-en-mexico-blended-learning/

 

Adalberto Urbina Gómez

aurbina@clea.edu.mx