¿Por qué las ciencias se nos hacen difíciles?

¿Por qué las ciencias se nos hacen difíciles?

Palabras clave: salud, prevención, infancia, hábitos, higiene, alimentación

Por tradición, decimos que las materias de ciencias tienen la fama de ser difíciles, y muchas personas evaden estudiar materias que lleven estas materias por lo difícil que se les hace o creen que no las podrán entender.

En la infancia, muchos niños quieren ser doctores, bomberos, físicos, científicos, etc., porque ven que son áreas muy interesantes y útiles; sin embargo, al ir creciendo y aprendiendo las distintas áreas, las materias de ciencias se les comienzan a complicar a tal grado que, cuando tienen que elegir carreras, en ocasiones algunos buscan carreras donde según ellos “no haya nada de matemáticas o química”; no obstante, hasta en carreras del área de las ciencias no exactas llevarán algo básico de dichas materias.

Pero, la verdadera dificultad radica en varios aspectos:

  • Queremos memorizar los resultados.
  • El maestro no sabe explicar estas materias o temas.
  • No estamos acostumbrados a pensar el porqué del resultado (base de las ciencias exactas).
  • No nos explican la utilidad y el conocimiento queda incompleto.
  • No estamos acostumbrados a buscar más herramientas para comprender los temas.
  • No tenemos la práctica de tomar notas personales.
  • No conocemos nuestro canal de aprendizaje que más utilizamos.
  • No hay hábitos de estudio.

Debido a varias de estas circunstancias se nos complica el aprendizaje de las ciencias.

A continuación, presentamos algunas sugerencias para mejorar el aprendizaje de las ciencias exactas:

  • En ocasiones deberás memorizar algún dato, pero la mayoría de la información la debes comprender y no memorizar; las fórmulas existen en los libros y formularios para su consulta, pero tú deberás comprender el uso de dichas fórmulas. Haz formularios donde anotes lo más relevante con ejemplos y que te ayuden a comprender.
  • Si tu maestro titular no sabe explicar estos temas y no le entiendes, busca a otra persona que lo explique de otra forma; otro maestro o un compañero que lo explique de otra manera podrá ayudarte.
  • Si no comprendemos el porqué del resultado tampoco comprenderemos cómo se llegó a él; en el área de ciencias si sigues los procedimientos sólo podrás tener un resultado, por eso es necesario comprender el entorno de la problemática presentada y entender qué se pide y cómo se llega a ese resultado. Procura ser ordenado y metódico para entender este aspecto.
  • Si no te explican la utilidad de los temas, no lograrás entenderlo por completo, así que pregunta o busca cuál sería la(s) utilidad(es) de este conocimiento; las ciencias son ampliamente útiles en la vida, sólo hay que comprender esas utilidades.
  • Si sólo te quedas con el conocimiento del aula y no buscas más fuentes de información, no podrás comprender mejor el tema; la mayoría de las veces el docente da sólo las bases del tema, así que deberás apoyarte en otras herramientas de aprendizaje para desarrollar un conocimiento más profundo. No te quedes sólo con tu libro de texto. Actualmente hay páginas web, aplicaciones, libros electrónicos, audiolibros, videos, podcasts, canciones, memes, libros con cuestionarios y explicaciones de las respuestas, artículos científicos, material didáctico, juegos, etc., que son muy útiles y fáciles de utilizar para que refuerces estos temas. Hay mucha tecnología que puedes utilizar y hacer el estudio muy divertido. También puedes pedir otras recomendaciones a tu docente o al bibliotecario para que te guíe.
  • Toma notas de lo que tu entiendas, no sólo escribas lo que el docente te indique copiar o dicte, sino también lo que otros pregunten, dibuja, resalta o encierra lo que creas más relevante del tema, así al repasar será más fácil identificar las palabras clave.
  • Si no conoces tu canal de aprendizaje más utilizado será más difícil comprender los temas; realiza un test para conocer si eres visual, auditivo o kinestésico, y en base a eso genera tus propias herramientas de estudio. Recuerda: no todos aprendemos igual, por lo tanto, a veces estudiar en equipo no es útil para todos; primero deberás conocer cómo estudiar y si lo haces en equipo deberán buscar estrategias que impliquen que todos puedan aprender de acuerdo con el canal de aprendizaje que utiliza su cerebro preferentemente.
  • Debes tener buenos hábitos de estudio, tener a la mano todo lo que necesites para estudiar, sé ordenado, busca estudiar en un lugar limpio e iluminado, sin distractores para poder concentrarte, procura comer antes y evita comer durante el estudio, dormir bien para que estés descansado; a veces, si una materia nos implica más tiempo deberás tenerlo en cuenta y organizarte para que le inviertas ese tiempo y no te desesperes. Estudia poco a poco, no dejes todo para el día antes del examen. La organización es básica para un buen estudio.

 

 

Autores para correspondencia: Pérez- Martínez Iza 1,2

1Universidad Tecnológica de México. Campus Marina. Ciudad de México, México.

2Universidad del Colegio Latinoamericano de Educación Avanzada, Aguascalientes, México

Correo electrónico: iperez@clea.edu.mx

 

error: Content is protected !!