Código Oro

La salud materna es un programa de la Secretaría de Salud Federal que se ha replicado en varios estados con un índice de efectividad y éxito muy favorable el cual se orienta en la salud integral de la paciente obstétrica, desde la prevención de factores de riesgo modificables como obesidad, mal control prenatal, etcétera y seguimiento de factores no modificables como genética, cesáreas previas, hemorragia previa, etc. Se monitorizan de manera temprana para disminuir estas complicaciones y evitar las muertes maternas enfocadas a la prevención.

Dado que se tiene un sistema de prevención en las unidades primarias de atención a la salud, es en ocasiones improbable que las pacientes presenten alguna de estas complicaciones, por lo cual se ha creado el Código Oro el cual se enfoca en la mitigación y extensión del daño cuando estas alteraciones se presentan; se compone de un equipo multidisciplinario de profesionales de la salud: médicos generales, especialista en medicina crítica, especialista en anestesiología, especialista en medicina de emergencias, enfermeras, especialista en imagenología, paramédicos, banco de sangre, trabajo social. Este quipo de profesionales de la salud define la atención adecuada de las pacientes y la evolución satisfactoria y encaminada a minimizar los impactos en la vida de las pacientes; con ella se ha demostrado que es una técnica eficaz para disminuir la mortalidad y morbilidad de las mujeres embarazadas.

En la atención de las pacientes embarazadas, el personal prehospitalario es un eslabón clave, mismo que puede marcar la diferencia en cuanto a la supervivencia de la mujer embarazada; sabemos el lugar tan importante que guarda la mujer dentro del núcleo familiar como pilar del hogar, y su impacto tanto en lo económico como en lo social y familiar; es por ello que el personal de los servicios de emergencias debe participar en actividades de capacitación médica continua, recibir de manera periódica entrenamiento para observar datos de alarma e identificar puntos clave en el manejo de la paciente embarazada en estado crítico.

El proveedor del Servicio de Emergencias Médicas desempeña un papel no solo de atención sino de prevención y la capacitación del profesional de la salud en los sistemas prehospitalarios debe estar enfocada a minimizar las secuelas en las embarazadas; el desarrollo del pensamiento crítico es la base de una buena atención enfocada en las inestabilidades fisiológicas con objetivos específicos de reanimación.

Conclusiones: los proveedores del SEM deben prepararse para la atención de la paciente obstétrica en estado crítico, en conjunto con los hospitales y las instituciones de salud para prevenir, atender y minimizar las complicaciones de las pacientes embarazadas. El Código ORO es una estrategia multidisciplinaria que ha llevado a la atención especializada e integral de las pacientes en riesgo, donde el profesional del SEM desempeña un papel esencial para la detección temprana y manejo correcto, en hospitales adecuados y con los recursos pertinentes, para lograr la recuperación de la paciente con las menores secuelas.

Omar Rojas Tapia.

orojas@clea.edu.mx