Turismo de maternidad

Implicaciones del turismo de partos

Aunque son más de 30 naciones las que otorgan nacionalidad por nacimiento es Estados Unidos, nuestro país vecino, uno de los que más presentan turismo por nacimiento, esto debido a la gran cantidad de migrantes que persiguen el famoso “sueño americano”; cabe mencionar que el turismo de maternidad atrae tanto a personas que entran legal como ilegalmente, alcanzando un aproximado anual de treinta y seis mil nacimientos en estas circunstancias.

Es de destacar que los costos médicos en Estados Unidos son muy elevados; se calcula que el costo promedio por un parto natural y sin complicaciones ronda los once mil dólares, mientras que en caso de cesárea podría elevarse hasta cincuenta y dos mil dólares, gastos que se podrían disparar en caso de presentar complicaciones, ser parto múltiple, etc.

Recientemente Donald Trump y el gobierno que representa, se pronunciaron a favor de una iniciativa que modifique la ley, eliminando el derecho a la nacionalidad por nacimiento, evitando así que hijos de padres no americanos obtengan la nacionalidad estadounidense por nacimiento, propuesta por demás polémica, ya que fue tachada de anticonstitucional, con cierto grado de racismo y rechazada por buena parte del congreso.

La gran motivación que tiene el gobierno para no ver con buenos ojos el turismo de maternidad es que las madres, en su mayoría y sin importar su estatus migratorio, solicitan apoyo a la beneficencia pública, accediendo así a esquemas de apoyos sociales que absorben los elevados costos médicos, rubro para lo que la federación destina millones de dólares, mismos a los que muchos ciudadanos no tienen acceso, lo que crea descontento en aquellos que son obligados a cubrir costosos seguros médicos para obtener cobertura médica.

Existen consecuencias positivas y también negativas. Entre las consecuencias positivas para los bebés, será el derecho inmediato a la nacionalidad, mismo que no es revocable a menos de que en el futuro incurran en un delito mayor o se renuncie expresamente a ello. Podrán obtener un pasaporte y volver con los padres al país de origen de estos, conservando su nacionalidad de nacimiento y, según sea el caso del país de destino, tendrán la posibilidad de obtener la nacionalidad de los padres tras un sencillo trámite burocrático.

Las consecuencias negativas se evitan si los gastos son cubiertos por la aseguranza de los padres o si estos pagan los gastos de su propio bolso, de lo contrario, dichas consecuencias negativas recaerán en los padres ya que pueden afectar de manera significativa y permanente su estatus migratorio, situación que casi siempre imposibilita a los padres para obtener visa, o bien para su renovación de por vida.

La única esperanza que tienen los padres para regularizar su estatus migratorio reside en que los hijos realicen el trámite correspondiente para lo cual deberán, primero, alcanzar la mayoría de edad y pedir dicho beneficio a nombre de los padres.

Conclusión

En conclusión y en vista de que hay empresas haciendo una fortuna promoviendo esta práctica, se visualiza un crecimiento elevado en la oferta de este servicio, aunque también se prevé que se vuelva más costoso y por ende, atraiga aún más la atención de las autoridades.

Bibliografía

Te interesa.es_  http://www.teinteresa.es/mundo/mujeres-viajan-EEUU-solo-luz_0_862115461.html

Es.wikipedia.org_ https://es.wikipedia.org/wiki/Turismo_de_parto

Publimetro.com.mx_ https://www.publimetro.com.mx/mx/noticias/2020/01/14/turismo-maternidad-viajar-pais-obtener-la-ciudadania.html

 

Adalberto Urbina Gómez

aurbina@clea.edu.mx