Repercusiones en el bebé al dejar el pañal

¿Cuándo retirar el pañal?

Muchas instituciones educativas recomiendan retirar el pañal o empezar con el control de esfínteres durante el verano que corresponda a su cumpleaños dos y, en ocasiones, el cumpleaños uno; sin embargo, el forzar este proceso puede traer consecuencias desfavorables. Es importante tener presente que el niño ha usado dicho artilugio a lo largo de su vida, siendo lo único que conoce para mantenerse aseado y que cada niño tiene su propio ritmo de aprendizaje, por lo que es imposible generalizar un método y edad correcta para iniciar dicho proceso.

Estos son indicios de que es tiempo para implementar el control de esfínteres:

° El niño se esconde para hacer sus necesidades.

° Su pañal permanece por más tiempo seco, ya que orina con menor frecuencia, pero en cantidades mayores.

° Avisa que hizo pipí o popó en cuanto se siente mojado.

° Le incomoda saberse sucio.

Adicionalmente a estos indicios se debe, como padres o educadores, estar en disposición de lavar el resultado de posibles accidentes, ser pacientes porque los resultados pueden tardar un poco en palparse, y estar equipados para adaptar los baños con accesorios para hacerles más atractivo y llevadero el proceso.

Es importante considerar las posibles consecuencias físicas no positivas en los niños, al no respetar el proceso de aprendizaje y adaptación a este hecho; a continuación, citaré algunos de ellos.

Enuresis Infantil:

Se manifiesta cuando el niño orina su ropa o la cama, sin ser una acción voluntaria; ocurre por la falta de madurez al controlar esfínteres dado que dicha acción no se aprende por repetición, sino cuando el niño alcanza la conciencia suficiente para controlarlo. La enuresis se presenta más comúnmente por las noches, ya que al niño le es más difícil controlar esfínteres durante su descanso.

Disfunción miccional:

Se trata de un trastorno pocas veces diagnosticado; consiste en la contracción involuntaria del esfínter o tensión de la musculatura del piso pélvico al ocurrir la micción o vaciamiento de la vejiga, durante el cual los menores se exigen a retener la orina y no la vacían completa; aunque lo más común es verlo en la edad infantil que en adultos, también cabe mencionar que se presenta más comúnmente en niñas, como consecuencia de obligarlas, por ejemplo, a “aguantarse” hasta llegar a casa.

Encopresis retentiva infantil:

Es un estreñimiento que evoluciona al presentarse por un tiempo prolongado puesto que, al obligar al niño a dejar el pañal de forma anticipada, generalmente experimenta miedo y evita defecar, acto que de ser repetido cotidianamente agrandará el tamaño del recto, alterando la percepción de llenado, ya que es necesaria mayor cantidad de heces para sentir ganas. La pronunciada distención del recto causa accidentes al fugar heces manchando su ropa interior continuamente, sin hacer deposiciones completas.

Es importante subrayar que este proceso es todo un suceso en la vida del menor, y llegado el momento lo que mejor será cuanto más preparados estén tanto los niños como los padres para llevarlo a cabo; de manera personal, he de comentar que resultó bastante útil poner a disposición del niño libros y videos que le enseñaron de forma didáctica el proceso de ir al baño y dejar el pañal.

Conclusión

La mejor estrategia para lograr retirar el pañal al bebé será siempre respetar sus tiempos, observar su respuesta ante el proceso y determinar con qué nivel de exigencia continuar, todo en favor de lograr el mejor resultado, evitando traumatizar, exigir de más o causar alguno de los trastornos mencionados.

Bibliografía

Crianza Querétaro_ https://crianzaquertaro.wordpress.com/2015/05/28/trastornos-que-puede-tener-los-ninos-por-entrenarlos-para-ir-al-bano-sin-que-esten-preparados-fisiologica-y-emocionalmente/

Eres Mamá_ https://eresmama.com/reacciones-hijo-al-quitarle-panal/

Hacer Familia_ https://www.hacerfamilia.com/bebes/quitar-panal-control-esfinteres-panal-20170530142331.html

Adalberto Urbina Gómez

aurbina@clea.edu.mx